Tabaré Vázquez reafirmó compromiso de combate al tabaquismo al recibir reconocimiento de la OMS

“Recibo esta distinción en nombre del pueblo uruguayo”, señaló Tabaré Vázquez, al disertar en la sede de la OMS en Ginebra, previo a recibir el premio World No Tobacco Day Special Award de manos del director general de esa agencia de la Organización de las Naciones Unidas, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“La mejor forma de corresponder a este premio es seguir adelante con las políticas, programas y acciones para que todos los días del año en el mundo sean sin tabaco”, enfatizó el presidente Tabaré Vázquez, al recibir en Ginebra un reconocimiento especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por las medidas de control del comercio y lucha contra el hábito de fumar esta sustancia implementadas en Uruguay.

“Recibo esta distinción en nombre del pueblo uruguayo”, señaló Tabaré Vázquez, al disertar en la sede de la OMS en Ginebra, previo a recibir el premio World No Tobacco Day Special Award de manos del director general de esa agencia de la Organización de las Naciones Unidas, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tabaré Vázquez añadió que “la lucha el pueblo uruguayo merece un especial reconocimiento porque, si bien se puede hacer la mejor reglamentación de leyes o decretos, pero si no se logran consensos políticos y sociales, generalmente esas normativas terminan siendo meros papeles guardados en el cajón de un escritorio”.

A continuación se comprometió a seguir en la lucha para controlar no solo la epidemia del tabaquismo sino también de los otros principales factores de riesgos de enfermedades no transmisibles, como el sedentarismo, la dieta insana y el alcoholismo.

En ese marco, Tabaré Vázquez repasó un estudio estadístico realizado entre diciembre y febrero en Uruguay, el cual muestra que el consumo de tabaco es habitual en el 21 % de la población, de los cuales 25 % son hombres. “Ese promedio es cuatro puntos porcentuales menor al anterior estudio realizado en 2009”, destacó, al marcar el éxito de la estrategia.

Especificó, además, que el mayor impacto de reducción se produjo en la franja etaria de 15 a 24 años y más entre varones que entre mujeres. El presidente agregó que el descenso en este grupo fue de 25 % a 15 %. Por el contrario, el mayor porcentaje de consumo se produjo en la franja etaria de 25 a 44 años de edad, 33 % entre hombres.



Por otro lado, el 19 % de los encuestados manifestó haber estado expuesto al humo de tabaco en bares, restaurantes y salas de fiestas, 11 % en lugares de trabajo y centros d estudio, 7 % en el transporte público y 20 % en los hogares. En referencia a ese último porcentaje, sostuvo que “duele profundamente”. “Esto demuestra que aún hay mucho trabajo por hacer”, enfatizó.

Luego valoró positivamente que “el 97 % de los encuestados considerara que fumar es perjudicial para la salud”. Agregó que, “sin embrago, hay una proporción importante que sigue fumando gracias a la nicotina, una droga mucho más adictiva que la cocaína”.

El 72 % de los fumadores actuales planea dejar ese hábito en el corto y mediano plazo. En referencia a esto, el mandatario dijo que “hay que asistir a quienes emprenden ese camino, porque gobernar es acompañar a la gente todo el tiempo a lo largo de toda la vida”.

“De poco vale que algunos pocos avancen si muchos quedan atrás”, subrayó. En ese sentido señaló que “la dignidad humana se grafica en que todos tenemos que mejorar nuestras condiciones de vida sin excepciones porque estamos hablando de derechos humanos y el más importante es el de la vida que debe ser digna y sana”.

/* ]]> */