La estrategia de vacunación de Uruguay es la recomendada por la comunidad internacional

Jorge Quian resaltó la efectividad de la vacunación contra el HPV, que en 12 años se suministró a 200 millones de niñas en el mundo.

El subsecretario de Salud, Jorge Quian, defendió la estrategia oficial de vacunación, que incluye las escuelas, y dijo que la comunidad internacional está convencida de esa práctica, ya que con altos niveles de cobertura se evita la reaparición de enfermedades graves.

“Estamos preocupados por mantener buenas coberturas de vacunación”, explicó Quian en la conferencia este lunes 2 en la sede del Ministerio de Salud Pública (MSP), junto a la directora del Programa Niñez, Claudia Romero, para informar sobre el inicio de la campaña destinada a niños de 6 ° año de la enseñanza primaria, que abarca a las 2.379 escuelas públicas y privadas de Uruguay.

En esta primera etapa, que se extiende este mes y en mayo, se inocula a todo el alumnado de 6.° grado con la denominada triple bacteriana, que es para combatir la difteria, el tétanos y la tos convulsa, y solo para las niñas con la que previene el HPV, inoculación en este último caso que se completará entre octubre y noviembre con una segunda dosis.

Quian planteó el tema en función de que entiende que la sociedad le ha quitado algo de importancia a algunas enfermedades y, por ende, se reduce el número vacunas aplicadas. Al respecto, recordó que en 2012 y 2013 hubo numerosos casos de tos convulsa entre niñoes e incluso, se registraron fallecimientos.



También advirtió sobre los casos de difteria aparecidos en Venezuela y en Colombia, enfermedad que, aseguró, en Uruguay no se afectará si se mantienen buenos niveles de cobertura.

En cuanto a la vacuna contra el HPV para niñas, precisó que esta enfermedad de transmisión sexual es de las más frecuentes en el mundo, por lo cual considera importante mejorar los indicadores de vacunación.

Además recordó que se aplicaron más de 200 millones de dosis de vacunas contra el HPV en el mundo y que la evidencia científica demuestra que para quienes se vacunaron hay menos posibilidades de contagio de ese virus y que las mujeres vacunadas sufren menos lesiones previas a cáncer en el cuello de útero que las que no lo hicieron.

“Muchos países piensan que el cáncer de cuello uterino”, que afecta a más de 350 mujeres por año y mata más de 100, “se puede eliminar como enfermedad si se realiza el Papanicolau y se vacuna contra el HPV”, añadió.

Quian dijo, además, que la campaña se lleva a cabo con normalidad en los primeros centros educativos que visitaron los equipos de vacunación y recordó que las dosis se suministran siempre que los padres firmen el consentimiento. “Están en su derecho de decir sí o no, porque esta es una campaña del MSP, pero los padres son los responsables de la salud de sus hijos”, afirmó.

“En medicina, lo ideal es que nada sea por obligación sino por convencimiento”, sostuvo, para luego invitar a los representantes de los movimientos antivacunas a reunirse para discutir el tema con argumentos científicos. “Nosotros estamos convencidos de esa estrategia y el mundo lo está”, reafirmó.

Sarampión
El subsecretario de Salud Pública informó que hubo un caso de sarampión autóctono en Buenos Aires y una epidemia importante en Europa, además recordó que se registraron casos en Canadá, Colombia, Estados Unidos y Venezuela. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para bloquear la entrada de esa enfermedad, cada país debe concretar una cobertura del 95 % de la población o más.

En el caso de Uruguay, donde se vacuna desde hace décadas contra el sarampión con dos dosis, al año de vida y a los cinco años, la cobertura alcanza a 95 % de la población en algunas zonas, pero en otras es inferior.

En ese sentido, el ministerio insta a vacunarse a quienes hayan nacido entre 1967 y 1986 y no hayan recibido las dos dosis necesarias. Quienes presenten dudas o no dispongan del carné de inoculación para verificarlo pueden consultar ante la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa.

“Nos estamos olvidando de enfermedades que no existen en Uruguay porque teníamos buenas coberturas, y que aparecerán si disminuyen las mismas”, alertó. “El sarampión es la enfermedad que mató más niños en la historia de la humanidad y en África aún hoy sigue matando a muchos”, precisó.

Ahora, en Europa, “gracias a quienes dicen que las vacunas no son útiles, hubo en los últimos cuatro años alrededor de 40.000 casos con varios niños fallecidos”, recalcó.

/* ]]> */